fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

Tailandia lanza bombas con semillas para combatir la deforestación

Con el paso de los años la humanidad se va enfrentando con problemas medioambientales cada vez más graves, un claro ejemplo de ello: la deforestación.

Deforestación

La deforestación se considera como el proceso de despojar un terreno forestal de sus plantas y árboles, es decir de su vegetación. Los bosques cumplen valiosas funciones en la naturaleza y perderlos es muy perjudicial para el medio ambiente.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se trata de la segunda causa más importante del cambio climático, representando el 20% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las actividades del ser humano son la principal causa de la deforestación y, también, es la causa más grave al ser evitable.

Tala de árboles

Los árboles son los pulmones de la Tierra y si no los cuidamos, pronto nos quedaremos sin ellos.

Debido a la urgencia de recuperar todo lo que hemos dañado en las últimas décadas, muchas iniciativas de reforestación han surgido. Una de estas iniciativas es la que ha aplicado el gobierno de Tailandia.

Un método rápido y efectivo para combatir la deforestación

Tailandia es uno de los pocos países que están combatiendo con creces la deforestación; el país está utilizando el método aéreo, el cual consiste en lanzar a una gran altitud “bombas de semillas” en las zonas deforestadas. Este método es rápido, sencillo y eficaz.

Las bombas de semillas están completamente preparadas para llegar a convertirse en el futuro en grandes árboles al estar hechas de 48 compuestos y tratamientos, con una mezcla de barro, tierra, compost y semillas que permiten que el ciclo de germinación pueda iniciar sin contratiempos.

Las plantas elegidas fueron locales, incluyendo phayungs, makamongs y kaboks, con el objetivo de regenerar un santuario de vida silvestre más importantes del lugar.

Futuros árboles

Actualmente se está probando el proyecto, ya que el objetivo es que sea posible plantar casi un millón de árboles al día