fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

La tierra podría tener reservas de agua oculta bajo su corteza

El agua es el elemento más importante para la vida, su importancia es vital para todos los seres vivos que habitamos en el planeta Tierra. Saber que podemos contar con reservas de agua es una gran noticia.

En el planeta, un 97% del agua está en mares y océanos. Sólo un 3% es, por tanto, agua dulce. Del total de agua dulce, el 69% está congelada en casquetes polares y glaciares y otro 30% bajo tierra. Así, sólo el 1% de agua dulce está disponible en la superficie.

El agua es indispensable para la vida

Hallazgo de reservas de agua bajo la superficie

Un nuevo estudio demuestra que alrededor de 23 millones de km3 de agua se encuentra atrapada entre la roca y el suelo.

¿Puedes imaginarte esta cifra?, trata de visualizar toda la superficie de la Tierra cubierta por una capa de agua de 180 m de profundidad.

El estudio fue publicado en Arxiv.org por investigadores de la Universidad de Las Vegas. Según los investigadores, el planeta Tierra alberga más cantidad de agua de lo que imaginamos.

reservas de agua

En este ámbito, Ashkan Salamat, autor principal del estudio, confirma que el agua podría existir incluso a grandes profundidades, específicamente en el manto, aproximadamente a 600 km debajo de la superficie. Es decir, existen grandes reservas de agua que aún no han sido descubiertas.

Agua a 600 kilómetros bajo tierra

En 2014, Steve Jacobsen, geofísico de la Universidad de Northwestern, junto a su colega Brandon Schmandt, pusieron en funcionamiento una red de 2,000 sismógrafos para medir la propagación de las ondas sísmicas a diferentes profundidades. Estas ondas se mueven a distinta velocidad sobre el agua o sobre roca sólida, lo que les ha permitido calcular la existencia de agua y su cantidad.

Al simular las condiciones de altísima presión a esa profundidad, se dieron cuenta de que el agua está integrada a nivel molecular con la piedra. Esta unión es especialmente abundante en un mineral llamado Ringwoodita que, al ser sometido a altas presiones, reacciona como una esponja a nivel molecular.

Los minerales preservados en un diamante son la primera evidencia de que en las profundidades de nuestro planeta puede haber tanta agua atrapada en las rocas como la que hay en todos los océanos.

Los investigadores concluyeron que las reservas de agua del manto son relativamente imposibles de extraer, en primer lugar, por la profundidad a la que están, y en segundo lugar por sus condiciones químicas. No obstante, los avances científicos demuestran que en un futuro puede ser posible la extracción de estos minerales.