fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

Eficiencia Energética, la importancia de cambiar hábitos y reducir el consumo de Energía no renovable

Situación actual

Es difícil imaginar cuántas de las actividades del día a día se pueden realizar sin el uso de la energía. Lamentablemente a nivel mundial no existe una cultura generalizada de la importancia que tiene la eficiencia energética o dicho en otras palabras la importancia del uso eficiente de la energía.

Según la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés), para el año 2040 se espera que la demanda de energía se incremente en un 60%; además se pronostica que debido a las emisiones de gases de efecto invernadero se alcance al final del siglo un aumento en el calentamiento global entre 1.4°C y 5.8 °C, lo cual tendrá consecuencias en todos los ecosistemas del mundo.

Eficiencia energética

El término “eficiencia energética” se usa mucho en estos días. Las etiquetas en los electrodomésticos, los anuncios de las compañías de energía e incluso las promesas del gobierno usan esta frase. Pero ¿qué significa realmente?

Se refiere a la utilización de tecnologías que requieren una menor cantidad de energía para conseguir el mismo rendimiento o realizar la misma función. En términos macroeconómicos, la eficiencia energética se analiza a través del concepto de intensidad energética, que se calcula como el cociente entre el consumo energético de una economía y su producto interior bruto (PIB). Es decir, muestra la cantidad de energía necesaria para producir una unidad de PIB en la economía.

Importancia de la eficiencia energética

¿Por qué es importante la eficiencia energética?

La eficiencia energética desempeña un papel cada vez más vital en nuestras vidas, por tres razones principales:

Ambiental

Cuanta más energía usamos, más emisiones de carbono se emiten a la atmósfera y más se agotan nuestras reservas de recursos no renovables como el petróleo, el carbón y el gas.

Necesitamos reducir nuestra dependencia de estas fuentes de energía, y una forma de hacerlo es asegurarnos de que todos usamos la energía de la manera más eficiente posible.

La economía

La economía global se basa en gran medida en la producción de energía no renovable, y a medida que estos recursos disminuyan, su costo aumentará, lo que provocará desequilibrios financieros en todo el mundo y dará como resultado la pobreza energética en muchas áreas de la sociedad.

Social

Al ser más eficientes y gastar menos dinero en el consumo de energía, aumenta la calidad de vida de las personas.

¿De qué forma podemos alcanzar la eficiencia energética?

La clave está en emplear menos recursos para obtener los mismos bienes sin afectar la calidad de vida de las personas Y en ello tiene mucho que ver el reciclaje, el consumo responsable, el uso de productos no contaminantes y las políticas que nos alejen de las energías no renovables.

  1. Una de las primeras medidas a adoptar es la verificación del estado de nuestra instalación eléctrica, para evitar gastos innecesarios tanto de energía como de dinero.
  2. Revisar que no existan fugas a tierra.
  3. Apagar equipos electrónicos (TV, consolas de videojuegos, etc.) cuando no estén en uso, ya que no sólo ahorraremos energía, sino que prolongaremos su vida útil.
  4. Utilizar focos de bajo consumo o LED; sólo el 5% de la energía consumida por los focos convencionales se dedica a luz, el resto se pierde en forma de calor. Los de bajo consumo requieren entre un 50 y un 80% menos de electricidad para conseguir la misma iluminación y su vida útil es mucho más larga que la de las incandescentes.
  5. Si la vivienda es muy grande, instalar detectores de presencia en vestíbulos, garajes y zonas comunes, para que las luces se enciendan y apaguen de manera automática.