fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

Subasta privada de energía dejará 240 millones de dólares en contratos

Con el proceso de inscripción abierto hasta enero de 2020, hay grandes expectativas para la primera subasta de largo plazo para contratos bilaterales de intercambio de electricidad entre privados.

Esta subasta se muestra como una oportunidad tras la cancelación en los pasados meses de febrero y junio, cuando el Gobierno Federal canceló las subastas de largo y mediano plazo que estaban organizadas por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

Gran participación en la subasta superando las 70 compañías inscritas

Organizada por el sector privado con la firma Bravos Energía a la cabeza, actualmente son 70 las compañías inscritas en el proceso. Esta población está conformada por generadores y compradores de energía.

En este sentido, el CEO de Bravos Energía, Jeff Pavlovic informó que el proceso aunque se haya anunciado en junio, éste había surgido anteriormente y todo gracias al gran interés de las empresas privadas que no contaban con un costo competitivo para la adquisición de electricidad.

La oferta de generación en el mercado era muy limitada y el costo de operar esos procesos individuales era alto. Tuvimos varios clientes y otras empresas que se acercaron con nosotros y pidieron nuestra ayuda para hacerles subastas individualmente, pero no lo vimos viable y luego nos dimos cuenta que había interés, un interés grande”, expresó el exfuncionario de la Secretaría de Energía (Sener).

Se estiman contratos alrededor de 240 millones

Tomando como referencia los resultados obtenidos en la tercera subasta de largo plazo en México, donde empresas como Iberdrola y Menkent, filial de Cemex las que adquirieron energía por la décima parte de lo que requirió la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se estima que que se firmarán contratos por 240 millones de dólares con una instalación de 745 megawatts.

En relación a este pronóstico, Pavlovic estima que la energía fotovoltaica vuelva a ser la tecnología predominante por delante de la eólica y de otras como la mini hidroeléctrica, ciclos combinados de potencia y de biomasa.

Un modelo que se puede seguir replicando

La secretaria de Energía, Rocío Nahle explicó que para llegar a la meta del 35% para el año 2024 y ampliar la generación de energía limpia, es necesario reactivar las subastas de largo plazo por parte del gobierno, siempre y cuando las ofertas de compra atiendan las necesidades regionales y los vendedores terminen asumiendo costos de transmisión y ampliación de la red eléctrica.

De igual forma, Pavlovic aseguró que “la meta de 35% es completamente factible. En México está el potencial de generación de todas las renovables y contamos con los precios más baratos del mundo para importar gas natural de Estados Unidos. Falta sólo afinar los instrumentos que apalanquen las inversiones, porque el interés de los inversionistas y las necesidades de crecimiento del país no han bajado, de hecho, van en aumento”.

Por último, el director de Bravos Energía observa el primer proceso de contratos bilaterales entre privados prometedor, y que si el mismo resulta exitoso, podría comenzar a aplicarse a partir del 2020 por parte del gobierno.