fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

México y su enorme capacidad de generación de Energías Renovables

En México, la mayor parte de la generación de energía eléctrica es mediante el empleo de energías fósiles, tales como el carbón, el petróleo y gas natural. Los combustibles fósiles tienen un alto poder calorífico, esto los convierte en una fuente muy importante de energía útil para generar energía térmica, la cual posteriormente es transformada en energía eléctrica.

La pregunta es: ¿cuál es el problema de generar energía eléctrica a partir de este tipo de combustibles?

La utilización de este tipo de energía representa 2 grandes problemas en la actualidad:

  • Su combustión genera una gran cantidad de gases de efecto invernadero, a excepción del gas natural. Estos gases se convierten en una de las principales fuentes de contaminación atmosférica y en consecuencia al calentamiento global.
  • Las reservas de estos recursos son limitados, y por ende cada vez el precio de su extracción será más caro.

Entonces, ¿cuál es la alternativa para reducir la utilización de este tipo de combustibles en materia de producción de energía?, bien, la solución la tenemos en la misma naturaleza, ya que nos brinda diferentes tipos de energía, en este caso, las energías renovables.

Las energías renovables en México

México posee un gran potencial para generar energía a través de fuentes renovables, ya que cuenta con altos niveles de insolación, recursos hídricos para instalar plantas minihidráulicas, vapor y agua para el desarrollo de campos geotérmicos, zonas con intensos y constantes vientos, grandes volúmenes de esquilmos agrícolas e importantes cantidades de desperdicios orgánicos en las ciudades y el campo.

Gracias a las reformas implementadas en el sector energético se han ido eliminando barreras que impedían el desarrollo de nuevos proyectos y tecnologías, lo que ha logrado un importante crecimiento en el desarrollo de nuevos proyectos.

Hoy más que nunca, las energías renovables han cobrado gran relevancia y se han convertido en la opción más viable para impulsar el desarrollo y crecimiento de manera sustentable y económica.

La Ley de Aprovechamiento de las Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética (LAERFTE) establecen las metas de generación de energía eléctrica a través de energías limpias. Así, para el año 2024 al menos el 35% de la energía generada deberá corresponder a plantas de generación con bajos o nulos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero.

En 2018 producir un MWh costó entre 30 y 60 dólares

Al año 2017, la Secretaria de Energía (SENER) reportó una Generación Total de Energía de 159,819 GWh, de esta generación total el 79.18% es producido por combustibles fósiles, el 15.51% es producido por energías renovables y el 5.31% es producido mediante otras energías limpias (Nuclear, Cogeneración Eficiente, entre otras).

Del porcentaje de Generación Eléctrica mediante fuentes renovables (15.51%) destaca la energía hidráulica con el 9.38% (14,992.14 GWh), seguido de la energía eólica 3.19% (5,094.43 GWh), la energía geotérmica con el 1.95% (3,109.56 GWh), generación a partir de bagazo (biomasa) 0.75% (1,201.34 GWh), energía fotovoltaica con el 0.17% (273.45 GWh) y generación por biogás 0.08% (122.72 GWh).

Lograr estas metas no sólo es valioso desde la perspectiva ambiental, sino que también permite diversificar significativamente las fuentes de generación energética dentro de un mundo que tiende a una mayor electrificación, contribuyendo al mismo tiempo, a la seguridad energética y soberanía de nuestro país.

Aunado a esto, varias de las tecnologías de energía renovable, principalmente la eólica y la solar, han demostrado que pueden ofrecer los precios más bajos y totalmente estables de generación eléctrica, debido a que no están expuestos a la volatilidad de precio de los combustibles fósiles.

En 2018, la producción de energía eléctrica mediante combustibles fósiles osciló entre 50 y 170 dólares por megawatt hora (MWh) en los países del G20 (México es uno de ellos), mientras que los proyectos en energías renovables se situaron entre los 30 y 60 dólares por MWh.