fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

México firme y seguro con su avance en la generación de energías limpias

Gracias a la reforma energética establecida en 2013, en México las empresas privadas pueden desarrollar proyectos de generación de energía eléctrica a gran escala mediante fuentes renovables y limpias. Esto es un gran paso hacía una transición energética a través de la descarbonización de la economía.

Reforma energética en México

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUE), México es uno de los 5 países en el mundo con mayor atractivo para invertir en energía solar; ocupa el 3° lugar dentro del Cinturón Solar, posee una irradiación anual de 5 kWh/m2 al día aproximadamente.

México es un país con un gran potencial solar, prácticamente todo el país cuenta con una excelente irradiación. Dado esto, la industria de la energía solar ha crecido radicalmente en los últimos años, apostando por grandes inversiones en parques solares.

Parque solar en México

En este sentido, la empresa Enel Green Power ha apostado por el país desde 2008 con una inversión de 1,800 millones de dólares (mdd) en proyectos renovables previos a la reforma energética. A partir del cambio constitucional, la firma de origen italiano ha desembolsado de 1,900 mdd adicionales hacia 2020, de los cuales, aún está pendiente una tercera parte (630 mdd, aproximadamente).

En este contexto, Joaquín Leal Jiménez, experto del Centro de Energía Limpia de Massachusetts, expresó:

El gobierno mexicano tuvo un gran acierto con la puesta en marcha de parques eólicos y fotovoltaicos, pues se aumenta la capacidad de generación energética al mismo tiempo que reduce de forma considerable el impacto ambiental

Asimismo, afirmó que la puesta en operación de las 24 nuevas plantas de generación eléctrica, el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) se fortaleció en el ámbito de energías limpias con el incremento de 3,024 MW, destacando la apuesta por fuentes renovables.

De los más de 3 mil MW que se adicionan al SEN, 60 por ciento provendrán de energías limpias como el viento y la luz solar. Esto es una buena noticia porque en los próximos años México tendrá que transitar de los combustibles fósiles como materia prima para crear electricidad a fuentes renovables como las mencionadas

Gobierno actual

No obstante, no todo es alegría en este ámbito, ya que la energía renovable ha sido frenada por el nuevo gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien a través de la Secretaría de Energía (SENER) ha cancelado las subastas eléctricas, la licitación para dos líneas de transmisión, incluso desdeñado el incipiente Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), sin detallar su estrategia para sustituir estas estrategias.

Además, el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), ha asegurado que se hará a un lado la reforma energética y despachará primero la electricidad confiable y segura (energías fósiles) antes que las más baratas (energías renovables y limpias).

Sin embargo, el actual gobierno mexicano pretende respetar los acuerdos de París y la meta de generar 40 GW con energía renovable en los siguientes cinco años.