fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

La Generación Distribuida ‘limpia’ y el Mercado de Energía Fotovoltaica de Baja Escala

La forma de vida actual ha incrementado en gran medida nuestra dependencia al consumo de energéticos como combustibles (en forma de gasolina y gas) así como la forma de insumos para la producción de energía eléctrica. El creciente aumento de la demanda de productos energéticos derivada del desarrollo económico del país, tiene que llevar a una política permanente de diversificación de fuentes energéticas, para poder garantizar un abastecimiento estable de energía a los diferentes sectores de consumidores del país.

La generación distribuida reduce el costo del servicio y mejora la calidad de la energía

En este contexto, el concepto de Generación Distribuida (GD) se refiere al uso estratégico de unidades modulares de generación eléctrica, instaladas en forma aislada para proporcionar un servicio específico, o interconectadas a las redes de distribución o subtransmisión de electricidad en la cercanía de los consumidores, para reducir el costo del servicio y mejorar la calidad de la energía que se entregue a los consumidores.

Se espera que en los próximos años el crecimiento de la generación de electricidad mediante sistemas fotovoltaicos alcance niveles sorprendentes. Además, el presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, manifestó su intención de impulsar aún más las energías renovables. 

Los sistemas fotovoltaicos interconectados son los más utilizados en la GD

De acuerdo con la Ley de Transición Energética (LTE), la Generación Limpia Distribuida (GLD), se refiere a las instalaciones de tecnologías limpias generadoras de electricidad con un tamaño menor a 500kW de capacidad instalada y son interconectadas a la red eléctrica bajo una serie de especificaciones técnicas. Una de las tecnologías limpias distribuidas mayormente utilizadas es el Sistema Fotovoltaico Interconectado, conocido por las siglas: SFVI.

Según la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), las instalaciones de GLD no requieren de permiso de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), para generar electricidad en el territorio nacional. Dado esto, la LIE define a los Generadores Exentos (GE) como a los propietarios o poseedores de instalaciones de GLD.

La energía eléctrica que es generada mediante un SFVI reduce en gran medida los costos de energía para un GE y puede ser aprovechada para cubrir las necesidades de consumo y/o ser vendida a la red eléctrica local.

La CRE y la Secretaría de Energía (SENER) diseñaron el marco regulatorio que respalda el crecimiento permanente y sostenido de la GLD. Bajo esta nueva regulación, se establecieron los esquemas de contraprestación económica que un GE podrá obtener por la energía eléctrica generada por su SFVI:

Medición neta (Net-metering)

Net Metering

Intercambio de flujos de energía entre la central eléctrica y uno o más centros de cargas desde y hacia los Redes Generales de Distribución (RGD) compensando la energía entregada con la recibida durante el periodo que se facturan los servicios. Con base a la información registrada en el medidor bidireccional, en cada período de facturación la empresa suministradora realizará el siguiente cálculo:

Interconexión en baja tensión: Se calculará como la diferencia entre la energía entregada por el Suministrador de Servicios Básicos (SSB) y la energía total entregada por el generador exento en el periodo de facturación, a través de las RGD.

Diferencia negativa: Crédito a favor del GE, el cual se abonará automáticamente a la medición de energía facturada en cada periodo posterior a la facturación. En un periodo máximo de 12 meses. Una vez concluido ese periodo, el GE recibirá la liquidación del crédito vencido al valor del precio marginal local en el nodo correspondiente al punto de interconexión.

Diferencia positiva: Crédito a favor del SSB y se facturará al usuario final a la tarifa de suministro aplicable en el periodo de facturación actual.

Facturación neta (Net-billing)

Net Billing

Se considera la entrega de energía por parte del generador exento a las redes de distribución y de manera independiente la recepción de energía por el centro de carga por parte del suministrador. El contrato de interconexión debe estar relacionado con un contrato de suministro de energía eléctrica.

En cada período de facturación la electricidad generada por el SFVI será pagada por el suministrador al GE al Precio Marginal Local (PML), al momento de entrega a la red y según horario en el nodo correspondiente. Por su parte, la electricidad recibida desde la red de distribución será cobrada por el suministrador a la tarifa aplicable.

Venta Total

Venta total

Flujo de energía eléctrica entregada a las RGD al que se le asigna un valor de venta. Esta contraprestación se da cuando no existe un contrato de suministro eléctrico del mismo punto de interconexión de la central eléctrica. Bajo este esquema no hay recepción de electricidad desde la red de distribución. El GE bajo la modalidad de venta total es el más sofisticado, debido a que se requiere un monitoreo en tiempo real de la producción de electricidad del SFVI y de la venta de dicha energía al suministrador.

Finalmente, la CRE permite migrar de un régimen de contraprestación a otro, una vez transcurrido un año contando a partir de la celebración del contrato de contraprestación y completada la liquidación final por parte del suministrador.

Instrumentos de política pública que contribuyen al crecimiento del sector de GDL

  • Certificados de Energías Limpias (CEL): Titulo emitido por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) el cual acredita un monto determinado de producción de energía eléctrica a partir de energías limpias. Los CEL son un instrumento de mercado, por lo cual su precio no es fijo y dependerá tanto de la oferta como la demanda.
  • Reducción en el Impuesto Predial: en ciertas ciudades del país es posible recibir un descuento en este impuesto por la instalación de un sistema fotovoltaico. Por ejemplo, en la Ciudad de México se aplica un 25% de descuento.
  • Depreciación acelerada:  la Ley Sobre el Impuesto de la Renta establece una deducción del 100% de la inversión en el SFVI en la declaración anual, tanto para personas morales como físicas. El único requisito es que los SFVI permanezcan en operación durante los cinco años siguientes a la deducción en el impuesto.

Adicional a esto, la CRE definió otros instrumentos de política pública para impulsar el desarrollo de la GLD, entre los cuales sobresalen:

  1. Facilitar el acceso abierto a las RGD y a los mercados para vender la generación de electricidad, así como productos asociados.
  2. Definir los modelos de contraprestación económica.
  3. Establecer modelos simplificados de contrato de interconexión y contraprestación.
  4. Facilitar y agilizar los trámites de interconexión ante la CFE.
  5. Simplificar las especificaciones técnicas de interconexión.

Con base al dictamen de la LIE, los Participantes Obligados, entre ellos los SSB, deberán cumplir en el 2019 con el requisito de que el 5.8% de su consumo total de energía debe generarse a partir de fuentes de energía limpia. De no cumplir con lo estipulado en la LIE, los Participantes Obligados serán sancionados económicamente