fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

El efecto de la pandemia COVID-19 y la resistencia de la energía solar

Desde la llegada de la pandemia por el COVID-19, todos los sectores del mundo se han visto afectados en gran medida por sus consecuencias. Las energías renovables no son la excepción, aunque existen factores que podrían ayudar al incremento de su aplicación en varios países.

Según informa la Agencia Internacional de Energía (AIE), la energía solar podría ser la única que continúe su aplicación y pueda, incluso, aumentar su demanda en los países que han decidido adoptarla como medida de desarrollo sostenible.

Resistencia de la energía solar

Incertidumbre de una caída económica

El panorama luce crítico para las energías eléctricas en el marco del COVID-19, o al menos eso es lo que espera la AIE. Sus estudios estiman que al menos el 6% de la demanda mundial de este tipo de energía caerá en este 2020, lo que les daría paso a las energías provenientes de fuentes naturales.

Por su parte, las energías producidas por el carbón, el gas y la electricidad vivirán momentos complicados en medio de la inminente recesión económica que seguirá después de la pandemia.

Es por esa razón que las industrias generadoras de energías renovables tienen una oportunidad dentro del mercado.

Las energías renovables podrían crecer

En medio de todos los problemas que acarrean las energías eléctricas, las renovables podrían tener una oportunidad de crecer. Las fuentes energéticas solares, las eólicas y las hidráulicas han tenido una mayor resistencia durante la pandemia, lo que puede suponer su avance en el futuro próximo.

En el primer trimestre del 2020 las energías renovables aumentaron a un 9% en comparación con el 8% del 2019, lo que afirma que, a pesar de las caídas de todos los sectores, éste es uno de los que sigue su curso e incluso ha mejorado en medio de la pandemia.

Uno de los aspectos que propician este crecimiento es el bajo costo operativo de las platas encargadas de crear la energía renovable. A diferencia de las energías eléctricas, las limpias funcionan con los recursos naturales y son mucho más sostenibles que las primeras.

Por esta razón la Agencia Internacional de Energía estima que muchos gobiernos se adapten, en medio de la crisis, a las energías renovables, y las adopten como la mejor opción para sus países. De esta manera las energías limpias se instalarían permanentemente en muchas partes del mundo.

Inconvenientes de las energías renovables

Sin embargo, hay ciertos aspectos que pudiesen interferir en la correcta aplicación de las energías renovables. Uno de ellos es el retraso en la entrega de materiales y, por supuesto, la instalación de todo el equipo necesario para hacerlas funcionar.

Inconvenientes de las energías renovables

La razón de estos inconvenientes no es otra que el COVID-19, pues muchas de las empresas que fabrican los materiales que hacen posible el funcionamiento de las energías renovables están paralizadas.

Por su parte, las pocas industrias que continúan trabajando están atiborradas de trabajo y no pueden cumplir con todos los pedidos a tiempo.

Aun así, la AIE mantiene que las instalaciones de las energías renovables continuarán en ascenso en medio de la recesión económica venidera, aunque claro está que a un ritmo más lento.