fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

Colombia camina hacia la transformación energética

Con la intención de llegar a los 1500 megas al término de mandato, el gobierno nacional se prepara para elevar los 50 megas de capacidad de energías renovables no convencionales, apoyando así la transformación energética del país.

Esta meta, supone poder cubrir la cantidad equivalente a lo que necesitaran las ciudades de Cali y Medellín juntas.

María Fernanda Suárez, ministra de Minas y Energía, explicó que “En el Gobierno del Presidente Duque tenemos el firme propósito de diversificar, complementar e impulsar la competitividad de nuestra matriz energética. En el primer trimestre de 2019, realizaremos la primera subasta para la comercialización de esta energía a largo plazo”.  

Para alcanzar esta meta, la Nación se plantea a través de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), otorgar permisos a todas aquellas empresas que se encuentren interesadas en intervenir en este sector, a fin de desarrollar aún más el crecimiento energético en el país.

Proyecto “Generación de Energía Eólica Alpha” en Colombia

Proyecto de generación de energía eólica Alpha en Colombia

Recientemente, la ANLA otorgó a la compañía Vientos del Norte, la cual forma parte del conglomerado portugués Renovatio Group, una licencia ambiental para la construcción del parque eólico más grande del país.  

Según registra el Certificado de Reporte del Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia (CR-SIB), el proyecto que lleva por nombre “Generación de Energía Eólica Alpha”, se construirá en un terreno con 4.100 hectáreas en el corregimiento de Limoncito, municipio Maicao. 

Se estima que serán ubicados 65 aerogeneradores o turbinas de 3,5 megavatios de potencia cada una, dejando así una capacidad en conjunto de aproximadamente 200 y 250 megavatios una vez en completo funcionamiento.  

Este proyecto que supera los 100 megavatios, se convertirá en la más grande energía eólica con la participación de la ANLA. Asimismo, se encuentran en trámites varias solicitudes de licencias ambientales para dos proyectos de energía eólica y tres de energía solar adicionales.  

Todos estos aportes tienen la intención de que en los próximos cinco años, La Guajira aporte el 13% de energía al Sistema Interconectado Nacional con una producción aproximada de 3.131 megavatios de potencia.

Apoyo a las comunidades

Rodrigo Suárez Castaño, director de la ANLA recalcó que la licencia expedida ha sido con el aval de las comunidades indígenas residentes en el corregimiento de Limoncito. Asimismo, Tatiana ROA, integrante de la Coordinación Nacional de Ríos Vivos Colombia, expresa que los pasos que ha dado el país en este rubro han sido “muy tímidos”. 

“El aporte de los proyectos solares y eólicos son muy bajos en el país; hay algunas experiencias de parques eólicos y solares que se están haciendo y eso es positivo, pero debe dársele más relevancia a la sociedad”, afirmó Roa.  

En este sentido, Roa considera que verdadero paso en la transformación energética estará en el momento cuando el consumidor será el mismo proveedor de su energía.

La transformación energética comienza por un trabajo en conjunto

Diana Giraldo, ambientalista y vocera de Ríos Vivos, considera que ciertamente estas nuevas fuentes de energías promocionadas representan un avance hacia la transformación energética real.  

Sin embargo, Giraldo destacó que “es necesario que estos proyectos impliquen además la transformación del modelo energético. No basta con que el gobierno se base en la forma de generar energía, la cual debe corresponder a las necesidades locales de las comunidades afectadas. Así mismo, es fundamental que se respete la cultura de los pueblos locales, por lo que se hace necesario conocer la opinión de las comunidades en donde vayan a impactar los proyectos”