fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

China quiere poner una planta de energía solar en el espacio

El desarrollo de energías renovables avanza a nivel mundial, principalmente la energía solar y la energía eólica experimentan un marcado auge y se encuentran en condiciones de competir con las energías fósiles.

De acuerdo con la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés) los costos de las energías renovables seguirán bajando; la energía solar fotovoltaica hasta en un 50% aproximadamente en promedio global en los próximos 3 años.

La decisión pro energías renovables en la producción de electricidad no es sólo ecológica, sino sobre todo, una inteligente decisión económica. Gobiernos de todo el mundo reconocen este potencial e impulsan los sistemas energéticos pobres en dióxido de carbono

Adnan Amin, Director General de IRENA

China y su papel en las energías renovables

China camina hacia un futuro relativamente verde. Es al menos el plan principal del gobierno asiático de un tiempo a esta parte: enterrar en el cajón de los recuerdos a sus centrales térmicas, dependientes del carbón, y apostar de forma fulgurante por las alternativas renovables.

De acuerdo con datos de Bloomberg New Energy Finance, China invirtió en el último año 133 mil millones de dólares en energías renovables. Más de la mitad de ello en energía solar. Según datos de la Administración Nacional de Energía de China (NEA, por sus siglas en inglés), en 2017 se han instalado en el país centrales fotovoltaicas con una capacidad de 53 GW, más de la mitad de la capacidad mundial.

Estación de energía solar fotovoltaica en el espacio

La Academia de Tecnología Espacial de China, está trabajando actualmente en el desarrollo de una planta de energía solar fotovoltaica orbital, que dé vueltas alrededor de la Tierra y que siempre esté produciendo electricidad.

Es una obviedad que mandar la estación será demasiado complicado. Sin embargo, lo verdaderamente difícil será trasladar la energía eléctrica generada a la Tierra. Investigadores de la Agencia de Exploración Espacial de Japón (JAXA) han estudiado durante varios años de qué manera se podría hacer. En conjunto con Mitsubishi han conseguido un sistema de transmisión de energía eléctrica inalámbrico; mediante ondas, como la radio. No obstante, ha sido probado a distancias relativamente pequeñas y con cantidades pequeñas de energía.

Batalla fotovoltaica en el espacio: Japón vs China

En Japón, JAXA planea probar la tecnología en el espacio en 2019, con un pequeño satélite que transmitirá varios kW desde la órbita a un receptor de microondas en el suelo. Asimismo, JAXA plantea contar con un satélite de aproximadamente 100 kW en el 2021. Con una meta de mandar una estación solar cada año de 1 GW para 2027.

Por el otro lado, los planes de China se largan en el tiempo. Fijándose el objetivo de mandar la estación solar para 2050. El país está convencido de que la estación funcionaría el 99% del tiempo. Además, los módulos fotovoltaicos podrán generar 10 veces más energía eléctrica que en la Tierra.