fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

Brasil inaugura planta solar flotante

Brasil da un gran paso en la transición energética: inaugura la primera planta solar fotovoltaica flotante del país.

Planta solar flotante en Brasil

Inauguración de la planta solar

El lunes 5 de agosto, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue el encargado de inaugurar la primera planta solar fotovoltaica de este tipo en el país.

Inauguración de la planta solar flotante

Sin energía no tenemos condiciones de crecer. Por eso esta nueva forma de buscar energía con módulos fotovoltaicos sobre una laguna es bienvenida en Brasil.

Localización de la planta flotante

La planta solar se encuentra localizada en la represa de una hidroeléctrica de la Compañía Hidroeléctrica del San Francisco, la cual se encuentra ubicada en el municipio de Sobradinho, en el estado de Bahía (noreste).

Capacidad e inversión

La planta solar flotante se extiende en un área de 11,000 m2, en la cual se encuentran instalados 3,972 módulos fotovoltaicos (alrededor de 1 MWp). La instalación se centra en atraer inversiones privadas al país, así como promover las licitaciones de generación de energía eléctrica mediante fuentes renovables.

Esta planta solar flotante se trata de un proyecto piloto, cuyo objetivo es el determinar la viabilidad del uso de este tipo de plantas solares en las numerosas represas y lagunas hidroeléctricas del país.

En los próximos meses, el gobierno de Brasil plantea instalar una segunda planta solar flotante. La capacidad de las dos plantas en conjunto será de un aproximado a los 2.5 MWp. La inversión que se requiere para la instalación de ambas plantas es de 56 millones de reales (aproximadamente 14.5 millones de dólares).

Un gran potencial energético

Según el presidente de Brasil, si todo el potencial del espejo de agua de Sobradinho fuera utilizado para energía solar fotovoltaica, sería posible generar un 60% más de energía que las propias turbinas de la central hidroeléctrica. Además, los módulos fotovoltaicos ayudan a reducir la evaporación del agua.

Es el primer estudio sobre la instalación de una planta solar flotante en lagos hidroeléctricos, lo que evita la expropiación de tierras. Además, esta planta permite utilizar las mismas subestaciones y líneas de transmisión para conducir la energía producida por la central.