fbpx

Chint Power Systems Latinoamérica

América Latina y El Caribe anuncian la meta del 70% en proyectos de energía renovable para el 2030

En la celebración de la octava jornada de la COP (Conference of the Parties – Conferencia de las Partes) llevada a cabo en Madrid, se generó un acuerdo en el que se establece alcanzar un 70% de capacidad instalada con proyectos de energía renovable para 2030 equivalente a 312 GW de capacidad instalada de energía renovable.

Este acuerdo está firmado por 10 países de Latinoamérica que buscan promover la inversión de energías renovables y el impulso de marcos regulatorios que se relaciones con políticas ambientales y sociales en cada uno de los países integrantes de este acuerdo.

Colombia lidera el “Acuerdo de París” por Latinoamérica

Esta iniciativa cuenta con el liderazgo de Colombia, el cual fue lanzado en la celebración del Día de la Energía organizado por Chile, donde se presenció la participación de los principales Ministros de Energía en Latinoamérica.

Dentro de las naciones firmantes en este acuerdo se encuentran Chile, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Haití, Honduras, Paraguay y Perú con Colombia liderando la iniciativa. A pesar de contar con estos países participantes, el acuerdo se encuentra abierto a otras naciones que deseen unificar fuerzas y promover las energías renovables y así apoyar el cumplimiento de las metas definidas en el Acuerdo de París.

La meta es reducir las emisiones mundiales de CO2

La energía representa el 75% de las emisiones mundiales de CO2 y el 56% de las emisiones de Latinoamérica y el Caribe. Por tal motivo, la meta de este acuerdo se centra en reducir estos valores y la masificación de las energías renovables que permitan mitigar el aumento de GEI.

Proyectos de energía renovable

En este sentido, Juan Carlos Jobet, Ministro de Energía de Chile explicó que “es posible de plantear pues somos una de las regiones más ricas y diversas en términos de recursos naturales. En América Latina y el Caribe se encuentran las mayores reservas de agua del planeta, la mayor superficie de tierras cultivables –576 millones de hectáreas– y el 70% de todas las formas de flora y fauna existentes. Y además, somos bendecidos con abundantes fuentes energéticas no convencionales“.

Del mismo modo, enfatizó en que esta meta “es una respuesta concreta y decisiva para el cuidado de América Latina y el Caribe. Pero también del planeta, pues las emisiones y su acumulación en la atmósfera no tienen fronteras”.

De igual forma, María Fernanda Suárez, Ministra de Minas y Energía de Colombia, destacó la labor de Chile, ya que “ha sido un ejemplo de liderazgo en la COP25 al poner el tema ambiental como una prioridad en su agenda, y Colombia está apuntando a esa misma dirección”.

Colombia comienza a realizar proyectos de energía

La Ministra Suárez, explicó que “Se trata de la meta regional para la incorporación de energías renovables más ambiciosa que hay en este momento en el mundo. Y para ratificar nuestro compromiso con hechos concretos, la buena noticia que hemos compartido en esta COP25 es el salto que ha dado Colombia, que le permitirá aumentar 50 veces su capacidad instalada para la generación de energías renovables de fuentes no convencionales, pasando de menos de 50 megavatios en 2018 a 2.500 megavatios en 2022”

De esta forma, los proyectos de energía solar y eólica en La Guajira, Cesar, Córdoba, Valle, Tolima, Meta y Santander serán una respuesta efectiva a los retos que impone la variabilidad climática.

Por último, el Director de Integración, Acceso y Seguridad Energética de La Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), destacó que es de “mucha importancia para la región porque con objetivos definibles y medibles en el tiempo van a contribuir no solo a combatir los efectos del cambio climático sino también a reducir la pobreza energética de la región. No debemos perder de vista que existen 18 millones de persona en la región que no tienen acceso a la energía en condiciones aceptables. Entonces, la incorporación de las renovables nos da los instrumentos necesarios para poder enfrentar este desafío regional”.